Skip to content

Hay cosas en la vida que no hay precio – Carta de Agradecimiento de Ralph Murphine a la ALACOP

06/05/2015

Queridos amigos, recibí de Ralph Murphine, uno de los grandes consultores políticos del mundo, esta carta de agradecimiento por el Reconocimiento de la Alacop a sus 48 años de profesión. El premio fue entregado en la cena de la reunión anual de la Asociación que tengo el honor de presidir, en Marzo pasado, en la Ciudad de México. Ralph no estaba presente, pero su energía y ejemplo si! Así como la querida Tatiana Larrea, Directora de Alacop en Ecuador, que le representó. Además de otros estimados miembros, tuvimos un hecho inédito con la presencia de 5 de los grandes expresidentes – Felipe Noguera (Argentina), Mauricio de Vengoechea (Colombia), Marcos Magaña (España), Roy Campos (México) y Jean Paul Huber (México) -, respaldando el evento. En la ocasión también fueran reconocidos Felipe Noguera, como primer presidente de la Alacop, el homenaje póstuma a Maria de Las Heras, por su pionero trabajo en la investigación, a la Cumbre Mundial de Comunicación Política, el Politicom y el Cigmap por la contribución en la formación de la consultoría política y, claro, a Ralph Murphine, por su trayectoria profesional y por la inmensa contribución a la ética y la técnica en la Consultoría Política.

Como siempre, las palabras de Ralph son una inspiración para todos los que trabajan en la comunicación política y es un reflejo del grande ser humano que es. En tiempos en que la consultoria política necesita una reflexión, es con mucha alegria que la comparto abajo.
Un beso!

Equipo de Consultores de la ALACOP en la cena de entrega de los Reconocimientos, en forma de de la escultura “Aerogenia”, obra de arte hecha para la Asociación.

“Estimada Sra. Presidente y Amigos, Miembros de la Asociación Latinoamericana de Consultores Políticos,

Como he dicho varias veces, en el verano de 1960, hace cincuenta y cinco años, con diecinueve años de edad, inicié trabajando puerta-a-puerta en Tallahassee, Florida para distribuir volantes apoyando la candidatura de John F. Kennedy para Presidente de los Estados Unidos.
En 1967, en Charleston, Virginia Occidental, durante mi breve carrera como productor de televisión local, trabajé como profesor voluntario de Acción para la Juventud de los Apalachians, un programa de lucha contra la pobreza que se había establecido por el presidente Kennedy. Uno de los documentos impresos para ayudar a los profesores contenía una cita de la señora Kennedy diciendo que el presidente cree que “uno hombre puede hacer la diferencia y que todo hombre debe tratar.
Poco después, acepté una invitación para convertirse en “el director de comunicaciones” para una campaña de referéndum electoral en el condado de Kanawha, Virginia Occidental a favor de una emisión de bonos para el sistema educativo local. La campaña perdió. En el año siguiente, 1968, me mudé a una campaña para gobernador del Estado. También perdió.
Afortunadamente, la campaña para gobernador fue asesorada por uno de los primeros “consultores políticos” del mundo moderno, Matt Reese, que había sido asesor de la campaña de Kennedy, también. Para mi gran sorpresa, y sin tener en cuenta los resultados de nuestro trabajo juntos en Virginia Occidental, él me pidió que se uniera a su pequeña firma de consultores políticos en Washington, DC. En septiembre de 1969, comencé a trabajar como consultor político en una campaña para alcalde de Nueva Orleans, Luisiana. También perdió.
Con el tiempo, aprendí un poco y he estado aprendiendo día-por-día desde entonces. Si tuviera que enumerar todos los consultores de la que he aprendido, desde el momento de Matt Reese hasta la época de Gil Castillo, incluidos los amigos miembros de la Asociación Latinoamericana de Consultores Políticos, me necesita gigabytes de espacio en la computadora. 
Qué suerte infinita de haber estado en West Virginia cuando Matt estaba allí; y que suerte que estoy ahora en Ecuador cuando Alfredo Dávalos ha establecido la primera institución educativa de posgrado de la consultoría política, con profesionales del campo con experiencia, al sur del Río Grande.
Mi primera campaña en el idioma español se encontraba en Puerto Rico en 1970, con Matt Reese y Joe Napolitan. La campaña estaba a favor de permitir que jóvenes de 18 años de edad y más podrían votar. Ganó.
En 1972, Matt y yo trabajamos para el candidato presidencial del COPEI, el Partido Social Cristiano, contra Napolitan que trabajó para el candidato presidencial de Acción Democrática, el Partido Social Demócrata. Acción Democrática ganó.
Desde entonces he trabajado con 14 presidentes y 16 candidatos presidenciales adicionales, además de cientos de otros líderes políticos y grupos en 20 países, siempre en asociación con otros consultores políticos desde cada país.
La democracia depende de ciudadanos dedicados y líderes eficaces. Las mecánicas anónimas que mantienen la maquinaria de trabajo a menudo no se reconocen en público.
El hecho que yo he sido permitido ser un miembro de este grupo, tratando de “hacer la diferencia”, es más que suficiente del reconocimiento para una sola vida. Estoy muy agradecido recibir el honor; pero creo que es un premio que mejor sería otorgado a los nuevos miembros más jóvenes, y más avanzadas de la profesión. Aun así, es con mucho gusto y con ilimitadas gracias a cada uno de ustedes para su declaración que mi carrera ha sido de algún valor.
Gracias y saludos, compadres y amigos de la profesión.
Ralph Murphine

foto

El grande Ralph Murphine, Alfredo Dávalos, nuestro Vicepresidente y yo.

Anúncios
No comments yet

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair / Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair / Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair / Alterar )

Foto do Google+

Você está comentando utilizando sua conta Google+. Sair / Alterar )

Conectando a %s

%d blogueiros gostam disto: